post-thumb

¡Encuentra tu brújula interna!

Todo en esta vida es impermanente. Lo malo pasa. Lo bueno, también. Si las cosas van mal, no desesperes, no durarán eternamente. Y si las cosas van bien, disfrútalas con todo tu ser, pero sin apegarte, pues tampoco durarán para siempre. En tus momentos malos, y en tus momentos buenos, recuerda: esto también pasará.